Actuar correctamente en caso de violación de datos

Cómo prevenir las filtraciones de datos

La pérdida de información sensible de clientes, socios comerciales o incluso empleados puede costar muy cara a la empresa. Si cree que sólo se tienen en cuenta las multas, se equivoca. Una violación de datos rara vez puede ocultarse y, además de elevadas multas, puede suponer una grave pérdida de imagen.

¿Qué es una violación de datos?

Según el artículo 4 del GDPR, se produce una violación de datos cuando se vulnera la protección de los datos personales. Esto incluye la pérdida, destrucción y divulgación pública no autorizada de la información.

Comportarse correctamente

Está obligado a informar inmediatamente de una violación de datos. En un plazo de 72 horas desde que tuvo conocimiento de ello. La información necesaria, como la causa y el momento del incidente y los nombres, debe facilitarse a la autoridad de control competente. También incluye los datos de contacto del responsable de la protección de datos, el número de interesados e información sobre las posibles consecuencias.

Documentación adecuada

Una vez que se haya producido, deberá preparar un informe exhaustivo además del informe a la autoridad de supervisión competente. En él debe constar quién denunció y cuándo, qué medidas de seguridad se tomaron o qué denuncias se hicieron y dónde.

Sobre seguro

El manejo de datos de cualquier tipo puede causar mucha confusión. Los percances con los datos pueden ocurrir en cualquier momento y a cualquier escala. A partir de ese momento, se trata de hacer lo correcto. No todo el mundo conoce las normas exactas. No se ocupe de ello sólo cuando el desastre esté en pleno apogeo, sino infórmese ahora sobre las consecuencias de una pérdida de datos. En cualquier caso, es aconsejable consultar a un responsable de la protección de datos competente, fiable y autorizado. Esto ahorra tiempo, nervios y, en definitiva, mucho dinero.

es_ESEspañol