Periodos de retención, ¡tiene que saberlo!

Los periodos de conservación para la protección de datos suelen basarse en leyes como el HGB y la AO.

Todos los datos empresariales deben conservarse durante un periodo de tiempo determinado y de forma que sigan siendo completos y correctos después de varios meses y años.

¿A quién se aplican estos plazos?

Comerciantes que alcanzan un volumen de negocios de 600.000 euros en un año natural o un beneficio de 60.000 euros en un ejercicio económico. Asimismo, determinadas profesiones o actividades, como la de vigilante, están sujetas a ciertas obligaciones contables y de registro.

Qué conservar

Dado que una empresa acumula un gran número de documentos, recibos y registros diferentes, se aplican distintos plazos.

Puede consultar la duración de la custodia en AO §147 Párr. 1. Entre los documentos que deben conservarse figuran, por ejemplo, facturas, contratos o libros de empresa.

Conservación del correo electrónico

La información de los correos electrónicos sólo se almacenará mientras sea necesario. La eliminación debe llevarse a cabo de forma exhaustiva una vez transcurrido el periodo de conservación, al igual que con los documentos que no se almacenan en formato digital.

Como hay muchas formas de almacenar datos, borrar información puede ser todo un reto y no hay que pasar nada por alto.

es_ESEspañol