El empresario está obligado a proporcionar a todos los empleados que trabajen en la empresa un autodiagnóstico gratuito al menos una vez a la semana, siempre que haya suficientes pruebas disponibles (§3a, apdo. 1 SächsCoronaSchVO).

El mero registro de quién y cuándo ha realizado una prueba rápida de este tipo en el trabajo sigue sin ser crítico y está justificado (art. 26, apdo. 1 de la BDSG y art. 6, apdo. 1 lit. F de la DSGVO). No obstante, desde el momento en que el resultado de la prueba se procesa en cualquier forma, se trata de datos de salud (art. 9, apdo. 1, DSGVO). Por lo tanto, estos datos son especialmente dignos de protección.

Sajonia no se pronuncia sobre la obligación del empresario de conservar los resultados de las pruebas. Por tanto, el empresario también debe entregar los resultados de las pruebas a los trabajadores. En este caso, se recomienda un periodo de conservación del certificado de prueba de 4 semanas.

es_ESEspañol