Protección de datos y conducción autónoma

Según el Gobierno alemán, los coches autónomos se probarán en funcionamiento regular en proyectos a partir de 2022. Sin embargo, la naturaleza de los coches autónomos y conectados hace que se generen muchos datos (también sensibles), cuya protección y acceso ha sido durante mucho tiempo motivo de disputa no sólo entre la industria automovilística, los proveedores de mapas y los proteccionistas de datos.

Descubre aquí hasta qué punto esta disputa está frenando el desarrollo de coches autónomos en Alemania y cuáles son las últimas reflexiones de VW y Daimler al respecto.

Frenazo al proyecto de ley sobre conducción autónoma

Un proyecto de ley sobre conducción autónoma provocó una disputa en la coalición gobernante ya en 2020. En un borrador de principios de octubre de 2020, se había incluido un reglamento de transmisión de datos, que fue rechazado por el Ministerio Federal de Justicia por motivos de protección de datos.

Críticas al Ministerio Federal de Justicia

La correspondiente exposición de motivos afirmaba que también se trataba de "categorías sensibles de datos personales [que] surgen en la conducción autónoma, como los datos de posición del vehículo, a partir de los cuales podrían crearse perfiles de movimiento de los ocupantes del vehículo". Por lo tanto, no debería existir una normativa legal y general sobre transferencia de datos.

Pero, sobre todo, el Ministerio critica que el proyecto no prevea ninguna protección de los datos. El propietario debe poder conservar la soberanía sobre sus datos, lo que no es posible con el proyecto. El proyecto permitiría a la Oficina Federal de Policía Criminal y a la Oficina de Protección de la Constitución acceder a los datos a través de la Autoridad Federal de Transporte por Carretera, a la que se transmitirían los datos. Mientras el propietario no tenga la soberanía de los datos, el ministerio considera que se trata de una violación del GDPR.

Esta soberanía de datos del propietario debe extenderse también a los datos que recoge el fabricante, por ejemplo, para determinar el desgaste de las piezas del vehículo. El fabricante no puede excluir esta soberanía de datos mediante condiciones generales. En su lugar, el fabricante no sólo debe permitir al propietario acceder a los datos, sino también transmitirlos a los administradores de datos a través de interfaces abiertas.

Por otra parte, los datos que no permitan sacar conclusiones sobre la persona deben poder transmitirse a puntos de contacto centrales donde puedan utilizarse, por ejemplo, para planificar el tráfico.

Votos en contra

La reacción del Ministerio Federal de Justicia fue considerada sorprendente por otras partes, ya que en los primeros años probablemente sólo se trataría de proveedores de servicios de movilidad comercial como operadores de vehículos autónomos. No estaba claro cómo podían reconocerse, por ejemplo, los perfiles de movimiento de las personas a partir de los datos de localización del transporte público.

Desde otros ámbitos, se califica de incomprensible que el Ministerio de Justicia quiera regular el problema de la soberanía de datos en una ley sobre conducción autónoma. Hasta ahora, esto sólo provoca el bloqueo del proyecto de ley, lo que hace improbable su aplicación en esta legislatura. La idea de que Alemania se convierta en el primer país en permitir la circulación regular de vehículos sin conductor se aleja cada vez más.

Por supuesto, esta disputa también es muy criticada por la industria automovilística. También en este caso se teme que esto suponga un enorme freno al progreso técnico y niegue a Alemania un posible papel de liderazgo en la conducción autónoma.

La estrategia de datos de IA de VW

El Consejero Delegado del Grupo VW, Herbert Diess, está convencido de que la conducción autónoma debe ir acompañada de derechos claros para los consumidores. En cuanto a los múltiples problemas de protección de datos, pide un enfoque sensible. No obstante, hay que distinguir entre el tipo de datos, las referencias de aplicación respectivas y las condiciones del mercado correspondiente.

En vista de los desacuerdos políticos en Alemania, VW cuenta inicialmente con una implantación de la tecnología a medio plazo.

Declaraciones de Daimler

El jefe de Daimler, Ola Källenius, ve incluso en los nuevos servicios una oportunidad para contrarrestar la preocupación por la protección de datos. Hay que garantizar ya la transparencia de los servicios actuales. Subraya que los conductores deben tener siempre la posibilidad de activar y desactivar los servicios según sus preferencias. Así, desconectando el seguimiento del vehículo, también se puede conducir de forma completamente "privada".

 

 

es_ESEspañol