Cuando se trata de datos sensibles y personales, su cifrado es siempre un problema importante. Para demostrar lo importante que es el cifrado de datos para su protección, no es necesario pensar en dramáticos ataques de hackers o similares. Los escenarios peligrosos son mucho más habituales y ocurren en todo el mundo.

Desglose de datos tras un exceso de alcohol

Después de que un empleado de un proveedor de servicios informáticos en Japón visitara un pub después del trabajo, esto acabó en una violación de datos. El empleado sobrepasó sus límites al beber alcohol y luego se quedó dormido en la calle. Cuando despertó, su bolsa había desaparecido. Además de su smartphone, también contenía una memoria USB con los datos de empadronamiento de los residentes.

La empresa en la que trabajaba este hombre recibió el encargo de la ciudad de apoyar el pago de las ayudas de Corona. Para ello, la memoria USB en cuestión contenía datos sobre los más de 460.000 habitantes de una ciudad del sur de Japón. Entre otras cosas, se vieron afectados el nombre, la dirección, los datos bancarios y fiscales, así como la fecha de nacimiento.

Afortunadamente, la bolsa se encontró rastreando el smartphone. A continuación, el ayuntamiento pidió disculpas a los ciudadanos, pero también aclaró que los datos se habían cifrado y que la memoria USB estaba protegida con contraseña.

Fuga de datos en la web fiscal británica

El Ministerio de Trabajo y Pensiones del Reino Unido se vio obligado a desconectar temporalmente su sitio web oficial después de que se encontrara en un aparcamiento público una memoria USB con datos confidenciales. Los ciudadanos y las empresas utilizan este sitio web para acceder a diversos servicios de varias administraciones públicas. Allí están registrados unos 12 millones de usuarios.

La memoria USB en cuestión contenía identificadores de usuario y contraseñas para la pasarela gubernamental. Según los expertos, con estos datos era posible acceder a los datos de los usuarios registrados. El Ministerio de Trabajo y Pensiones lo ha desmentido. Sólo eran datos de acceso encriptados a una versión antigua del sistema.

El responsable de la pérdida fue un proveedor de servicios externo, que la perdió en el aparcamiento de un pub. El proveedor internacional de servicios sigue investigando cómo pudo ocurrir. El Primer Ministro comentó el incidente diciendo que debe haber nuevas directrices para el tratamiento de datos confidenciales con el fin de "resolver por fin el problema de dejar cosas por ahí".

Conclusión: ¡La encriptación es importante!

Estos dos pegadizos ejemplos muestran lo importante que es la encriptación de los datos para su protección. Es evidente que el riesgo de pérdida aumenta cuantos más actores (por ejemplo, proveedores de servicios externos) intervienen. Al mismo tiempo, queda claro que el riesgo que se materializa cuando se pierden datos no es "el problema de dejar las cosas por ahí tiradas". Más bien, es el problema de no cifrar y hacer copias de seguridad de los datos. Si una memoria USB con datos está encriptada y protegida con contraseña, como en el caso de Japón, el riesgo de que los datos se vean comprometidos es muy bajo. Las consecuencias del incidente también son escasas. Por lo tanto, el cifrado es esencial cuando se trata de datos (sensibles).

Nuestro equipo de expertos también está a su disposición para asesorarle y ayudarle en materia de cifrado de datos.

es_ESEspañol